miércoles, 27 de noviembre de 2013

Pre-Navidad perturbadora

Probablemente, lo más perturbador de mi última visita al Tívoli en Copenhague fue un árbol de Navidad de ositos de peluche.

Terrorífico.

6 comentarios:

  1. Pero eso es un castellet!! (es horripilante)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, que lo es (las dos cosas, casteller y horripilante!)

      Eliminar
  2. Con la de cosas que se pueden usar para hacer árboles de Navidad y me cogen a esos.
    Qué susto.

    ResponderEliminar