sábado, 16 de agosto de 2014

Un poco de música

Es curioso lo importante que es la música en mi vida y lo poco que queda reflejada en este blog. Será que mi yo 2.0 no es tan musical como mi yo 1.0 o, simplemente, que tengo la música tan instalada en mi cotidianidad que no pienso en ella como elemento potencialmente narrable. Sea lo que sea, hoy voy a hablar de dos conciertos en los que he estado, uno hace sólo unos días, el otro hace ya varios meses.

Uno de los lugares más emblemáticos de mi ciudad es el Castillo de Bellver y, aunque es un lugar al que llevas siempre a las visitas que vienen de fuera, admito que no voy allí de manera frecuente. Y eso que cuenta con una de las vistas más impresionantes de la ciudad. En verano, es un lugar increíble donde suele haber conciertos, como ya descubrí hace unos años. Pues allí fui hace unos días, a un concierto del grupo O Sister! O Sister! es un grupo sevillano que homenajea la música popular americana de los años 20 y 30, de las épocas doradas del dixie y del swing. Los vi el día anterior en una actuación gratuita, pero aunque les presté bastante atención, ese día estaba más ocupada de bailar (y sobre todo de intentar que no se me parara el corazón con tanto swing y tanto baile). El concierto en el castillo fue maravilloso, entretenido, ameno, divertido y muy bonito. Me parece un grupo muy chulo, con una vestimenta muy cuidada y adecuada a la música. Vale la pena escucharlos y su directo es muy recomendable. Aquí podéis escuchar su música. Y como colofón final del concierto, dos amigos salieron a bailar una canción con ellos. Todo un lujazo.



El otro concierto del que quería hablar fue ya hace unos (cuantos, muchos) meses. Fue en otro lugar maravilloso, el Teatre Mar i Terra, rehabilitado hace unos años. Allí fui a un concierto de Poomse, una banda mallorquina de rock con un toque melancólico que me encanta. Los descubrí en el mismo concierto y me llevé su último álbum a casa, porque es un tipo de música que me resulta muy inspiradora. De hecho, el concierto me resultó tremendamente inspirador, si hubiera tenido allí papel y boli me lo hubiera pasado escribiendo y, de hecho, el concierto fue el catalizador que me ayudó, por fin, a echar fuera algo que hacía ya tiempo que rondaba mi cabeza y con lo que ya había emborronado algún documento de texto (concretamente esto). Aquí podéis escuchar su música y dejo también un vídeo del concierto en el que estuve (¡en marzo! Ya decía yo que hacía mucho tiempo…).


6 comentarios:

  1. Has puesto el momento musical a mi día gracias. No los conocía pero suenan muy bien¡¡ gracias¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo mucho los dos grupos. Son estilos muy diferentes, pero valen totalmente la pena.

      Eliminar
  2. Como dijo Carl Maria Von Weber..."La musica es el verdadero lenguaje universal" me ha encantado bonica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podríamos vivir sin música. Al menos yo no.

      Eliminar
  3. Aunque fuera sorda sentiría la vibración :)

    ResponderEliminar