jueves, 13 de junio de 2013

Huerto urbano

Es agradable volver a casa después de 9 días fuera y encontrarte tomates verdes, tomates casi maduros y tomates ya maduros, fresas a punto de caramelo, zanahorias que crecen, pimientos saludables, miles de flores y un jardín de ginkgos bajo el que algún día me gustaría, sí, me encantaría, echarme una siesta.

No quiero ni pensar cómo va a variar mi huerto urbano en los 15 días que voy a estar ahora fuera.










8 comentarios:

  1. Aissss...Tendré que recolectar la cosecha... Jijijijijiji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que hay mucho más de lo que sale en las fotos... en realidad, no hay nada más, jajaja!

      Eliminar
  2. Viendo tus fotos apetece plantar cosillas que den fruto, pero a veces me da pereza y paso de mis plantas y se me mueren por falta de agua.
    Además, cuando menos me lo espero, en el curro llegan emails del tipo "hay bananas de Ecuador en el almacén, 3 manojos por persona; hay fresas de Huelva, 7 tarrinas por persona o hay tomates de Túnez, 1 pack de cada variedad para cada uno"
    Y claro, te ha costado la vida que salga un tomate y de repente tienes 3 kilos que te han regalado =S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras, es que tener esa fuente de abastecimiento es mucho mejor que un huerto!!! Tienes que dedicarte a las flores. Esta semana te mando el pedido! XD XD
      De todas maneras, estoy a punto de escribir un post llamado "crisis vegetal"... El huerto mola, pero a veces entro en crisis por culpa de los bichos que se adueñan de él!

      Eliminar
    2. Jo, es un rollo, a mi me pasó con un rosal amarillo. Qué rabia da.
      Y lo del abasteciemiento el año pasado y el anterior era una gozada, ahora es más espaciado porque se agradece.
      Aún me acuerdo el día de las bananas de 25 cm.La de juego que dieron, jajajaja.

      Eliminar
    3. Jajajajaja! Ya me lo imagino, ya!

      Eliminar